Desesperanzas olímpicas.

pesas.png

(Gracias a Chancho y a Tucán con afro por su colaboración en este post)

Comienzan los juegos Panamericanos en Río de Janeiro, y como siempre en esos eventos, nuestros atletas, bautizados oficial y publicitariamente como “Esperanzas Olímpicas”, saltan a las canchas y escenarios dispuestos a dar lo mejor de sí. Algunos, afortunadamente, lo lograrán; otros se quedarán en el camino. Esa es la naturaleza de cualquier competencia de este estilo: se inscriben 100, 200; pero sólo 3 personas podrán llevarse las medallas. El problema es cuando olvidamos el viejo adagio deportivo: “lo importante no es ganar, sino competir” y lo sustituimos por esta otra frase: “Lo importante no es ganar, sino conseguir a quien culpar por la derrota”. Históricamente, en excusas, siempre hemos tenido medalla de oro. Dicho en perfecto criollo: “Venezolano no pierde: al venezolano lo joden”:  

 “Creo que equivocamos la estrategia” — William Wuyke, pionero de las desesperanzas olímpicas, en los Panamericanos de Caracas 1983.  daniela-larreal.png

“Si me hubieran dado la bicicleta que les pedí, hubiera quedado mejor: todas las otras competidoras ya la tenían” —- Daniela Larreal, madrina sempiterna de las desesperanzas olímpicas, en algunos juegos olímpicos en los años 90. 

“Si me hubieran dado la lycra que les pedí, hubiera quedado mejor: todas las otras competidoras ya la tenían” —- Daniela Larreal, en otros juegos olímpicos, algunos años después. 

“Aquí todas hacen doping y las autoridades se hacen la vista gorda; además, favorecen a las competidoras de los países más grandes” —- Daniela Larreal, en otros juegos olímpicos, un poquito después.  

ricardo-monasterio.png

“Me mató el inclemente sol de Atenas” — alguna desesperanza olímpica con sobrenombre de tiburón o carite o tritón o sardina o mojarra ya caído en el olvido. 

“Nuestra preparación no fue la más adecuada” —- entrenador de cualquier deporte de conjunto de Venezuela.

“Es que al final la preparación muy larga y jugamos muchos partidos y llegamos cansados” — entrenador de cualquier deporte de conjunto de Venezuela cuando por fin le dan la preparación que deseaba y pierde el primer partido del evento ante el equipo Sub-21 de Nova Scotia!!!! 

“Parece que fue algo que comí anoche lo que me afectó hoy” — el tenista con alta concentración etílica en el aliento. 

maria-alejandra-vento.png 

“Me voy feliz porque lo intenté todo. Además perdí contra la número uno del mundo” — María Alejandra Vento al ser eliminada del torneo olímpico de tenis de Atenas. Lo que no dijo Vento es que perdió a pesar de que Justine Henin venía de pasar tres meses de inactividad. Tampoco dijo que la derrotó fácilmente, 6-2, 6-1.

“Definitivamente en Europa y Asia se preparan mejor. Hubiera sido bueno habernos dado cuenta antes” — Una judoca, luego de ser eliminada por algún atleta de Kenya o Eritrea. 

“Nos faltaron los grandeligas” — la selección de béisbol de Venezuela quejándose luego del nocaut que le propinó Luxemburgo. 

ramon-fumado.png 

“Pelé el borde del trampolín” — Ramón Fumadó, en Atenas. Primer venezolano en llegar a la ronda semifinal de 18, finalizando en el puesto… 17. 

“Es que el short que me dieron era un pepper-pepper en lugar del nike drifit que pedí, y con el que seguro hubiese disputado la medalla” — un maratonista criollo luego de quedar en el puesto 2 millones 567 mil, 325 del maratón, y pese a que su mejor tiempo de su vida en la distancia fue de 4 horas.

“Coño, ¿es que tu crees que de verdad le iba a ganar a esos chinos?” —- la esperanza olímpica Fabiola Ramos después de quedar eliminada en los 128vosgesimos de final del tenis de mesa.

 carrara.jpeg

“Es mentira que anoche estuvimos en una fiesta. Apenas nos reunimos para celebrarle el cumpleaños a XXXX” — Excusa escuchada durante casi todos los días en la fracasada expedición vinotinto del Clásico Mundial de Béisbol, pero de amplio uso en todas las otras disciplinas.

“¿No le vieron el color a esa negra?” — Milagros Sequera luego de perder 6-1 6-0 frente a Serena Williams.

“Esa balanza está mala” — el boxeador que perdió la categoría en el pesaje cuando la noche anterior se metió una cena de pasta con rodilla de cochino y garbancitos y cervezas y chocolate y arroz y chuletas, porque el entrenador le dijo que comiera carbohidratos.

“Que vayan y jueguen el preolímpico en Las Vegas; a ver si les queda más bonito que el que íbamos a hacer en el Poliedro” —- cualquier vocero de Fevebasket, siguiendo la línea oficial de comunicación de cualquier ente oficial.

“Es que la carrera se me hizo muy larga” —- el pana que arranca a correr el maratón como si fueran 100 metros planos y se vuelve mierda en el kilómetro 5. 

“Nuestra delegación fue exitosa: trajimos una medalla de oro” —- Cualquier dirigente deportivo, contento por la medalla ganada en Lanzamiento de Cocos o algún otro deportillo de exhibición. 

Mientras esto pasa, seguimos glorificando antiguas hazañas que muchos ni siquiera vivieron: el campeonato mundial de béisbol en 1941, la medalla del Morochito en 1968 o el subcampeonato (sí, subcampeonato) de los “Héroes” de Portland en 1992. Lo triste del asunto es que esta situación se repite cada 4 años, y mientras tanto, la afición deportiva venezolana se sigue “construyendo” de desilusión en desilusión. Cagá e País.

Anuncios

13 Responses to “Desesperanzas olímpicas.”


  1. 1 chancho humedo 17 julio, 2007 en 11:34 am

    ni hablar, por supuesto de las taaaaaaaaaaaaaaaaantas veces que nos jode el árbitro que no nos pitó un penal claro!!!!

  2. 2 Felixmen 17 julio, 2007 en 2:39 pm

    El árbitro!!! Claaaro cómo olvidarse de esas personas que cumplen con la difícil labor de dirigir un encuentro deportivo. Esas personas a las que nunca les enseñaron lo que es la imparcialidad, que sólo aprendieron a “favorecer” al más grande y es que no nos damos cuenta que el “mas grande” es aquel que simple y sencillamente se preparó mejor, se tomó en serio la competencia y no se cubrió de excusas 4 años antes… Por cierto, y de una vez me adelanto, el clima en Brasil esta arrecho por lo que a lo mejor no ganamos más medallas, recuerden que somos el único país participante que no queda en este contiente y no hemos tenido tiempo para aclimatarnos.

  3. 3 Aslan 18 julio, 2007 en 2:13 pm

    Daniela Larreal es la madre de las desesperanzas olímpicas y una atleta de alta competencia en echarle la culpa a los demás.
    Oye, pero tampoco hay que ser tan negativo. Estas cosas son ciertas, pero también hay gente que le echa pichón y es lo suficientemente honesta como para no esconderse detrás de todas estas excusas que mencionas.

  4. 4 Viva el Real PATEPLUMA 18 julio, 2007 en 3:22 pm

    pichón un carajo, venezuela es una mierda, porque los venezolanos somos una mierda

  5. 5 whisky con agua de coco 18 julio, 2007 en 10:47 pm

    aslan, venezolano honesto es como argentino humilde, se muere chiquito

  6. 6 Tucán con Afro 18 julio, 2007 en 11:51 pm

    ¡¡Panamericanos OCHENTA Y TRESSSS!!
    ¡¡Compromiso de todooossss!! ¡¡Compromiso diUSTEEEEEÉD!!

    Partida: ¡Y allá rodó el pobre William Wyke! ¡Seguro que el gringo le metió una zancadilla! ¡Yo lo vi nojoda!

    Según nuestra Federación Venezolana de Atletismo: “El atletismo venezolano en Suramérica y Centroamérica es signo de prestigio, atletas de la talla de Rafael Romero, Arquímedes Herrera, Héctor Thomas, Horacio Esteves, quien iguala el record mundial de 100m planos con 10,0 (1.964) Lloyd Murad, Víctor Maldonado, Hortensio Fusil, Arístides Pineda, Gisela Vidal, Benilde Ascanio, William Wyke, Félix Mata, Yoger Medina, Víctor Patinez, entre tantas estrellas del firmamento venezolano, hicieron ondear con orgullo el tricolor nacional.”

  7. 7 la sis 20 julio, 2007 en 3:54 am

    Yo sabía! la pobre Daniela… tanto rodar y rodar para caer en sus garras!.

  8. 8 Jhacobson 20 julio, 2007 en 7:24 pm

    Indiscutiblemente, excusas!

  9. 9 manuel 28 julio, 2007 en 9:23 pm

    maldita mierda criticando a los atleta

  10. 10 Duendecilla 9 agosto, 2007 en 6:08 pm

    De excusas viven los hombres (y no digamos los venezolanos).

    Recuerdo a un profesor que solía decirme aldo así:

    “El perdedor siempre le echa la culpa de sus fallas a los demás.”

    “El ganador, reconoce sus errores y aprende ellos”.

    Ahí se los dejo.

  11. 11 Kolotordoc 12 febrero, 2010 en 5:11 pm

    Seguro que el que habla mal del deporte venezolano no ha pisado nunca una cancha internacional de nada de nada.

  12. 12 thesis help 10 julio, 2017 en 4:04 am

    Wonderful, what a blog it is! This blog provides valuable information to us, keep
    it up.


  1. 1 ¿Dónde está ahora el ministro del Deporte? « Trackback en 30 julio, 2007 en 12:23 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




cagarruticas en 140 caracteres

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a esta cagá e' blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 44 seguidores

Gente que se embarró los zapatos:

  • 544,046 personas

Contacto!

Tus comentarios son bienvenidos en cualquier post de este blog. Puedes escribirnos, enviar fotos, artículos, experiencias a cagaepais@gmail.com o cagaepais2@gmail.com ¿Quién quita que tu seas el próximo irresponsable en entrar en esta cagá e blog?

¡Mosca! ¡No sea pirata!

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Blogalaxia
ecoestadistica.com document.write('');

A %d blogueros les gusta esto: