Reconocimiento público

chavez-somos-todos.jpeg

Muchos creen que el gran problema de este país es el presidente; otros creen que es la oposición o el imperialismo, pero tanto unos como otros se niegan a ver el problema de fondo: que aquí en esta vaina nadie pone de su parte. Desde aquí queremos proponer un fuerte aplauso a todos esos bravos hombres y mujeres que con su pequeño aporte contribuyen a que esto sea una cagá e país:

Al que abusa de su autoridad. Al que mea en la calle. Al que maneja por el hombrillo. Al que se cae a palos en la calle. Al que le pega a la mujer. Al que le pega a sus carajitos. Al que echa basura por la ventana del carro. Al que se roba las cosas de la oficina. Al que se roba la luz de un poste. A la que prefiere ponerse las tetas que estudiar. Al que habla por teléfono en el cine. Al que se copia en los exámenes. Al que mata a otro para quitarle unos zapatos. Al que mata, en general. Al que roba, lo que sea.  Al que se estaciona en doble fila, o en la puerta de un estacionamiento que dice “No estacionar”. Al que se bebe o se juega a los caballos la quincena entera y tiene a los chamos pasando hambre en la casa. Al que no puede tocar un intercomunicador y prefiere reventar el vecindario a cornetazos. Al que bota sus escombros en una carretera o en un terreno baldío. Al dueño de cualquier local comercial que se “adueña” de la acera y no permite estacionarse sino a sus clientes. Al político que mintió, mienta y mentirá. Al que cruza con el semáforo en rojo. Al político que se roba el dinero de una obra. A las personas que no pueden hablar sino gritar en sitios públicos. Al que usa el teléfono de su trabajo para hacer sus llamadas personales. Al que cobra peajes para subir a un barrio. Al que invade un terreno de otros. Al que se “come la flecha”. Al deportista que se cae a palos antes de competir. Al que odia por razones políticas, raciales o de nacionalidad. Al que lanza cerveza en los estadios. Al que dispara al aire para demostrar su “alegría”. Al que va a la playa y deja un basurero cuando se va. Al que contrata a alguien por su apariencia física y no por sus méritos. Al que contrata a alguien por su filiación política y no por sus méritos. Al que le vende licor o cigarrillos a un menor de edad. Al que maneja rascado. Al que hace fiestas hasta las 4 de la mañana con la música a todo volumen. Al alcalde que ve año tras año el mismo charco, el mismo hueco, y no lo arregla. Al que se pone 15 hijos en la declaración de impuestos. Al que usa los impuestos para regalarlos o robarlos. Al que inaugura una obra inconclusa. Al policía que matraquea. Al fiscal que matraquea. Al policía que ve a alguien comiéndose una flecha o estacionado en rayado amarillo y no hace nada. Al desgraciado que en la carretera circula por doble fila cuando hay cola. Al que se colea. Al que atiende al público con desgano o mala educación. Al que colea a un amigo. Al que secuestra a alguien. Al que no acepta que alguien lo critique o disienta. Al que vende vegetales verdes o podridos. Al que importa algo y pretende venderlo a 10 veces su precio original. Al que acapara. Al mentiroso. Al cobarde. Al machista. A la cuaima.

Y al final, pero muy especialmente, al maldito hijoeputa que pasó 3 veces esta mañana a 120 kph en una moto escape libre por la avenida de mi casa a las 6 am. Ojalá te caigas y te rompas una rodilla, desgraciado.

Anuncios

10 Responses to “Reconocimiento público”


  1. 1 pedroso 28 julio, 2007 en 2:44 pm

    Sabemos que allá afuera hay muchísimos más que merecen esta ovación. Siéntanse libres de añadirlos aquí.

  2. 2 Pañal de aguamala 28 julio, 2007 en 9:10 pm

    particularmente te puedo que el COÑO DE SU MADRE al hijo de puta que pone musica a todo volumen a las tres de la mañana. Maldito marginal que hace que estra mierda sea una CAGA E PAIS niche y marginal

  3. 3 Rostyn 29 julio, 2007 en 10:24 pm

    Al que te dice en la panadería que las canillas “están recién salías” y cuando las muerdes parecen cholas. Al de la patrulla de PoliSucre que se atraviesa en la entrada de mi calle y no deja pasar a nadie. Al hijo de la conserje de mi edificio que hace cebo con la carajita en el lobby. A los que fuman en espacios cerrados. A los que gritan. A los que usan Rolda. A los que tunean los carros. A las que se broncean con aceite de bebe. A los que ensucian la punta de los potes de salsa de los perreros. A los que se tiran peos en los ascensores.
    A todos. A ti. A mi.

  4. 4 Felixmen 30 julio, 2007 en 1:34 pm

    A los que por portar una “chapa” y tienen un poquiiiiito de autoridad, se creen amos y señores del planeta. A los fiscales de transito, a los vigilantes de los estacionamientos, Un aplauso…

  5. 5 EL 31 julio, 2007 en 6:47 am

    A los que lo matraquean a uno cuando va a sacar un papel o algun documento en un ministerio. A los guardias y pms y sus alcabalas donde tambien matracan a todo el mundo. A los borrachos de mierda que mean en la esquina de mi edificio todos los viernes. A las putas que creen que por tener unas tetas uno debe hacerle las tareas de gratis. A los buhoneros que privatizan las aceras de todos y ven como plasta si deseas pasar por donde te corresponde por derecho. A muchos otros mas, que por sueño olvide.

  6. 6 Valentina 1 agosto, 2007 en 4:51 am

    Esto parece un decálogo de moral y buenas costumbres… yo caigo en varios de los ejemplos, por ende, he contribuido a que este país sea, una cagaepaís… por mi culpa, por mi culpa por mi gran culpa… Ahora, qué tiene que ver ponerse las tetas a que el país no funcione? Al menos se ve más bonito! no?

    • 7 Bera 2 marzo, 2011 en 7:06 pm

      Sólo cuando es preferible ponerse las tetas a estudiar como dice el artículo
      Yo como docente puedo agregar:
      A los que se distraen con celulares en plena clase, a los reposeros, a los piratas, a los muchachos que creen que se la saben todas, a los que perdieron la ética, a las niñas que quedan embarazadas antes de terminar el liceo, al ministro que no dota los liceos, al director que se roba los insumos, al tira piedras, al que le distribuye droga a los muchachos, al que la consume, al tipo de la cantina que vende unas empanadas denigrantes a un precio de diamante… para ellos y muchos placas de reconocimiento

  7. 8 ZoilaV 2 agosto, 2007 en 1:39 am

    Al vigilante negrito que está en la puerta de la discoteca y que no deja entrar al otro negrito que quiere caerse a palos y levantarse a una jeva; y en ese mismo lugar, a los idiotas que se quedan en la cola como si para gastar tus reales allí dentro tienes que “jalarle” al negrito vigilante de la puerta. Al que tiene una súper camioneta 4×4 y se le olvida que no fue diseñada para correr por la Cota Mil a 130 kph, ni para lanzársela a los carros más pequeños, sino para hacer labores rudas, subir montañas, “rustiquear”. Al motorizado que se atraviesa y si le tocas la corneta, se para en el medio de la vía y te amenaza. Al peatón que cruza la calle a dos metros del rayado, DOS PINCHES METROS DEL RAYADO! Al cajero que no tiene sencillo y te dice que te va a quedar debiendo 50 bolívares, pero cuando le preguntas “Por qué no te los debo yo a ti?” te mira con cara de asombro y te dice: “Eso no se puede”. Al tipo que está atravesado en la caja de la tienda, le dices “permiso”, te mira con asco y se queda mudo e inmóvil, para que un minuto después te enteres que vive en el 23 de enero y termines pensando “Con razón!!” (Cosa que lamento haber pensado porque tengo amigos muy honestos, luchadores y buena gente, que trabajan todos los días para que esto no sea una cagaepaís).

  8. 9 Duendecilla 9 agosto, 2007 en 5:16 pm

    A mi vecino, mucho título de ¡Doctor!, mucha educación por fuera, mucho postgrado, pero cuando va a llevar a las seis y media a los chamos al colegio, o llega al mediodía, le da fastidio tocar el timbre ó bajarse a abrir el portón, prefiere tocar corneta hasta que yo salga y le reviente un vidrio…y sé de otros muchos más, pero éste DOCTORCITO PEDIATRA, se lleva el premio hoy día.

  9. 10 Barbara 11 agosto, 2007 en 10:58 pm

    Definitivamente pense que estaba sola en esta caga e pais!!! Gracias por hacerme sentir que somos mas de lo que yo me imaginaba!!! Honor tambien merecen, lo que no piden permiso para pasar y te apropellan, a los que les das permiso para pasar y no dan las gracias, a los que cuando entran al anscensor no dicen ni buenos dias, tardes o noches; a los que repiten lo que otros dicen sin saber el significado, a los que son marionetas de los jefes, a los que sufren de dicotomias mentales, a los que predican y no practican, a todos aquellos que sufren de diarrea mental y no saben medir sus palabras……
    Una vez mas gracias !!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




cagarruticas en 140 caracteres

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a esta cagá e' blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 44 seguidores

Gente que se embarró los zapatos:

  • 543,621 personas

Contacto!

Tus comentarios son bienvenidos en cualquier post de este blog. Puedes escribirnos, enviar fotos, artículos, experiencias a cagaepais@gmail.com o cagaepais2@gmail.com ¿Quién quita que tu seas el próximo irresponsable en entrar en esta cagá e blog?

¡Mosca! ¡No sea pirata!

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Blogalaxia
ecoestadistica.com document.write('');

A %d blogueros les gusta esto: