El colacso

hugochavezcowboysj8.jpg

¿Qué pasa con el poder, que cambia la manera de expresarse en la gente? Rojos o azules, adecos o copeyanos, liberales o conservadores: esto es un mal de viejísima data, que se pierde en la historia republicana de este accidente geográfico que llamamos país.

La receta es sencilla. Ponga un funcionario a dar una declaración. No necesita más. Un funcionario, un podio o una mesa, una cámara y un micrófono. Ya está, el milagro habrá obrado. El funcionario no podrá contenerse y la idea más sencilla, por obra y gracia de la retórica oficial, se convertirá en una obra maestra del rebusque.

Ejemplos, ejemplos, señoras y señores.

El funcionario quiere decir: “La quebrada se desbordó por culpa de las personas que botaron basura en ella”. Sujeto, verbo y predicado. Una oración simple. El funcionario dirá: “El cauce de agua colacsó, ehhh, por la acción de los elementos, la, ehhhh, abundante precipitación del día de ayer del mes en curso… aunada, ehhhh, a los desechos sólidos arrojados por ciudadanos y ciudadanas inescrupulosas”. Analicemos, pues:
– El uso omnipresente de la palabra colacso. Las vainas en este país no colapsan. Colacsan. Yo colacso, tu colacsas, el colacsa.
– La muletilla “ehhhhh” o “esteeee”, omnipresente también. Su uso implica que el cerebro 286 (Lentium inside) del funcionario está buscando en su diccionario de sinónimos/antónimos la floritura adecuada.

Otro ejemplo.

El funcionario quiere decir: “La función del Estado es proteger la vida de las personas en esta semana santa”. Otra frase sencilla, demoledora. ¿Cómo hacerla más contundente? Pelando por el Larousse, mi dóctor: “El Estado, esteeee, a través de un operativo implementado con todos los organismos competentes, ehhhh, dispondrá, ehhhh, de todos los recursos a su alcance para salvaguardar la vida de toda la ciudadanía en este asueto mayor”. Analicemos en esta última frase:
– La bendita manía de llamar “competentes” a los organismos del Estado. Dime de que te ufanas, y te diré de qué careces, solían decir las abuelitas.
– La incapacidad del funcionario de llamar a los feriados por su nombre. Carnaval siempre será, para un funcionario promedio, “fiestas carnestolendas”; Semana Santa, “la semana mayor”; y por ahí, pare usted de contar.

Un último ejemplo, también clásico.

El funcionario quiere decir “Aumentaron al doble las muertes por accidente de tránsito. 9 de cada 10 accidentes fueron causados por conductores borrachos”. Entre el cerebro y la boca, la frase se disloca: “La cifra de afectaciones por accidentes viales se incrementó en un 200%. 9 de cada 10 de estos eventos fatales fueron producto de la ingesta de bebidas alcohólicas por los operarios de las unidades móviles automotrices”.

Después de estas peroratas, a nadie debe extrañarle que aquí todo el mundo siga botando lavadoras en los ríos, manejando borrachos y cagándose de la risa cada vez que aparece un funcionario en cámara. ¿Quién carajo los entiende?

La única excepción conocida a esta regla la encarna precisamente el presidente. Quizás nadie se haya detenido aún a pensar en esto, ni siquiera él mismo, pero esa declaradera con ese estilo tan directo y agresivo probablemente aumente el rechazo que muchos le tienen. Veamos este caso particular con 2 ejemplos.

El presidente quiere decir “George W. Bush pasó por aquí, todavía huele a azufre”. El tipo lo dice. Tal cual. Bueno, cambiando la “Doble Ve Bush” por “Doble Buch”, pero eso ya es otra cosa. El presidente quiere decir “El presidente de Perú es un ladrón de siete suelas”. Así mismo lo dice. No hay diferencia entre lo que piensa y lo que dice. Y como todos saben, hablar sin pensar puede meter a cualquiera en muchísimos problemas… ¿Creen que éste sea su caso?

Vayamos un poco más allá: ¿Se imaginan estas declaraciones en el lenguaje del funcionario promedio?: “El día de hoy, ehhh, George W. Bush transcurrió por estas instalaciones, dejándolas colacsadas; lo sé, porque, essstteeee, persiste en mis fosas nasales un pronunciado olor sulfúrico”. La otra: “El excelentísimo Jefe de estado de nuestra hermana república del Perú… esteee…. es un presunto delincuente, especializado en el hurto, eeeehhhh… calzado con siete suelas”.

Nadie lo entendería. Lo que probablemente sería mucho mejor. Para todos.

Cagá e país.

Anuncios

6 Responses to “El colacso”


  1. 1 Pañal de aguamala 8 agosto, 2007 en 9:31 pm

    es que esa vaina es una necedad. lo mismo de la policia de decir “el presunto homicida, accesó a las instalaciones bancarias y ahí procedió a aperturar una cuenta, antes de iniciar el proceso del hurto que conllevó a que fuese impactado por las detonaciones de los funcionarios del cuerpo de seguridad de la Policia Cientifica y Musulmana de investigaciones criminales, hasta convertirlo finalmente en un occiso”.

  2. 2 La sis 8 agosto, 2007 en 10:54 pm

    Con estas dos palabras “fiestas carnestolendas”, solté la primera carcajada!. Ahora bien, ni lo uno ni lo otro… sino todo lo contrario?. Hablar sin maquillar lo que se dice o hacerlo con medio kilo de panqué en el lenguaje es de un patético que ni les cuento… Qué me dicen de las peluqueras que dicen: “señorita, ¿le coloco secante?” o de las vendedoras de sostenes y pantaletas que le dicen a uno, “¿qué talla es usted de brasier?” y por último, las chenchas que en lugar de “me vino la regla” dicen, “tengo el periódo” con acento en la “o” y todo… este español da para todo.

  3. 3 Felixmen 9 agosto, 2007 en 8:41 am

    Creo queee eehhh al concluir pues de eeeehh leer este artículo, un sin fin de eeeh contracciones involuntarias, más conocidas como carcajadas, eeeehh los debe haber acribillado como arma punzopenetrante mesmaaa… eeeh. Los cuerpos de seguridad del estado (intencionalmente en minúsculas) procederán pues a eeeehh realizar las investigaciones pertinentes…
    El lenguaje Cantinflesco en su máxima expresión.
    Saludos…

  4. 4 Daniel 9 agosto, 2007 en 9:41 am

    Chamo demasiado bueno lo de 286 (Lentium Inside) jajajajajjajajaja q bueno eso jajajaja.
    El problema con la mayoría de la gente de este País es querer trarat de darle importancia a cosas que de verdad no la tienen o no por lo menos de la forma como las pintan es para hacerce ellos los importantes cuando al igual que lo que hacen no lo es tanto!.

  5. 5 JAP 10 agosto, 2007 en 10:54 am

    -Güeno, pelié kon andy polque no lee mi blog y lee el tuyo. el mar de los casados supongo Io. Pero me llevo a leer tu blog. No sabía que existía, chamo, gurda de lo finolain-
    El otro mal que sufrimos, y creo que es a lo que se debe esta bendita floripondia, es que todos queremos aparentar lo que no somos. Por aquello del caché. Y creo que corresponde a la viejísima data de creer que el poder (o llegar al poder) necesita necesariamente de gente que hable gonito, que se vista en Flusssssss, aunque en su vida se haya puesto uno (Además, en un país donde hace tanto calor, se tiene que ir de traje, como si el cargo lo trajera incorporado) Ahí está. Por eso es que el ladron te dice “Dames todos los objetos de valor y no te pongas nervioso, el mío” cuando queire decir dame todo lo que tienes y no te cagues, la policía te dice “Deme su documentación” en lugar de pedirte la cédula, el Director de Defensa Civil habla de “Intensas precipitaciones en todo el territorio nacional” cuando quiere decir que esta cayendo un palo de agua en todo el país, y el ministro dice que “el abastecimiento de productos lactéos perecederos es normal, pero hay un amuento de la demanda” cuando quiere decir que, coño, no se consigue leche ni en la panadería

  6. 6 Mariale divagando 10 agosto, 2007 en 3:12 pm

    Jajaja
    Hola!
    Es la primera vez que te visito.
    Me he reído mucho con tu post, mas reconozco que todo es cierto.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




cagarruticas en 140 caracteres

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a esta cagá e' blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 44 seguidores

Gente que se embarró los zapatos:

  • 543,642 personas

Contacto!

Tus comentarios son bienvenidos en cualquier post de este blog. Puedes escribirnos, enviar fotos, artículos, experiencias a cagaepais@gmail.com o cagaepais2@gmail.com ¿Quién quita que tu seas el próximo irresponsable en entrar en esta cagá e blog?

¡Mosca! ¡No sea pirata!

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Blogalaxia
ecoestadistica.com document.write('');

A %d blogueros les gusta esto: