Cuando tenía ocho años

pdvsa_deportivo.jpg 

Cuando tenía ocho años estudiaba en un colegio normal, con gente normal y profesores normales. Mis amigos eran normales y es por eso, imagino, que todo me parecía que iba  bien, aunque en realidad no fuera todo tan bien en el fondo; para un niño de ocho años, tener todo normal alrededor es síntoma de un buen entorno.

Cuando tenía ocho años asistía al tercer grado del ciclo básico. Las materias que veía eran Lenguaje, Matemática, Sociales, Educación para la Salud, Ciencias Naturales, Educación para el Trabajo y Educación Física. Justo ese año experimentaron en mi colegio -era una institución laica- con una cátedra de Religión. Diariamente cantábamos en el patio del recreo el himno nacional, los lunes y los viernes completo, los otros días sólo una de sus tres estrofas. Algunos -la mayoría de nosotros, creo- logramos aprenderlo completo, aunque en ciertos fragmentos cantáramos lo que entendimos de buenas a primeras, como cuando cantaba a todo gañote que “el pobre lechosa libertad pidió.” También, pagando plantón algunos días especiales, cantábamos el himno del colegio, el himno al árbol o el himno del estado.

En mi colegio había niños con mucha más plata que yo y otros con mucha menos. Entre mis amigos hubo de unos y de los otros también y siempre nos llevamos bien. Nuestros padres, siento ahora que ya he crecido, se llevaron siempre bien entre ellos las ocasiones en las que coincidieron: cumpleaños de alguno de nosotros, actos de fin de curso, excursiones o en los cinco minutos de conversación cuando me iban a buscar en casa de uno de ellos o cuando a ellos los buscaban en mi casa. No importaba tanto el carro en el que íbamos o si no teníamos carro, no importaba si la casa era más o menos grande que la de mis amigos, no importaba tampoco si algunos pasaban las vacaciones en Orlando y otros sólo alcanzaban a ir a Morrocoy.

Cuando yo tenía ocho años existían sólo cuatro canales de televisión, dos del estado y dos privados. En los canales del estado pasaban programación tan buena o incluso mejor que la de los otros dos canales: allí descubrí a Alfred Hitchcock y luego me quedaba pegado con la Reportera del Crimen -pensaba que “Reportera” en inglés era “Murder”, “Del” era “She” y “Crimen” era “Wrote.” En el canal 8 pasaban las series de moda: Cagney y Lacey, Magnum PI, Moolighting, Remington Steel… Y los fines de semana no me pelaba los partidos de la liga italiana, con Turi Aguero, Reyes Alamo y Vicente d’Alessandro anunciando a Enchapeg, Misura y haciendo mención de los famosísimos datos de Fioravanti. En el otro canal del estado vi varios de los programas que marcaron mi infancia: La Esfera Azul, La Pandillita, Plaza Sésamo, los Muppets… El petróleo salía en gotas junto a los nunca tan buenos cortos animados de Mafalda -nunca tan buenos como los originales impresos, quiero decir. Veía documentales con los cuales me quedaba dormido y desfiles militares el 24 de junio y el 5 y 24 de julio con los cuales también me quedaba dormido.   

Cuando tenía ocho años me sabía de memoria o “al caletre” todos los presidentes de la era democrática de Venezuela. El presidente de turno era sólo la circunstancia histórica que me tocaba vivir y como tal sólo hablaba de él en clases de Historia. Recuerdo que los adultos hablaban de política y se quejaban siempre y durante mucho tiempo hablaron sobre los mismos problemas o casos sonados, por eso todavía hoy tengo recuerdos frescos de cuando mencionaban a “la barragana” o al “chino de Recadi.” Recuerdo también que una vez hubo todo un escándalo porque el presidente dijo que “¡tu a mí no me jodes!” y eso fue terrible y muy sonado.

A mis ocho años había vivido en dos períodos presidenciales distintos y ya empezaba a ver y escuchar por las calles que volvía un tal “Gocho pa’l 88.” Después supe que el Gocho era uno de los presidentes que había estudiado en clases. En ese entonces se hablaba de elecciones cada cinco años y veía que el blanco y el verde se apoderaban de todo el ambiente de la ciudad. A mis ocho años los adecos y los copeyanos tenían discusiones enardecidas y después se iban juntos a beberse un whisky. Decirle adeco o copeyano a alguien nunca fue un insulto. Si ganaba blanco, había verde en el Congreso, si ganaba verde, también había blanco entre diputados y senadores.        

A mis ocho años yo sólo era un niño de ocho años y no mucho más. Pero había vivido dos presidentes y sólo dos elecciones, mientras que los ochoañeros de hoy han vivido sólo un presidente y más elecciones que nunca antes en la historia. Los niños de ocho años hoy en día no conocieron la Televisora Nacional, pero conocen VTV, Vive, el canal de la Asamblea, Avila y TVes y además vivieron la “desaparición” de un canal que fue habitual para muchas generaciones de chicos de ocho años. No saben lo que es Petróleo en Gotas pero han escuchado miles de veces que PDVSA ahora es de todos. Cuando ven televisión notan que uno de cada cuatro espacios en los cortes publicitarios termina en “Gobierno Bolivariano.” Les tocó conocer más canales del estado que privados y en ellos, tanto en los primeros como en los segundo, les ha tocado ver al presidente desfilando y bailando y botando gente y hablando mucho, siempre mucho. Yo no recuerdo ni una sola cadena presidencial de mi época de los ocho años, no por mala memoria ni porque no las hubiere, simplemente porque no las hubo todas las semanas.

Los niños de ocho años hoy en día sólo conocen el control de cambio. Muchos de ellos se saben los nombres de los ministros, alcaldes y gobernadores, no porque sean más inteligentes de lo que fui yo a esa edad -muy probablemente sí lo sean-, cuando no me sabía ninguno de los nombres de los dirigentes de turno; los de hoy se saben esos nombres porque tienen toda la vida viéndolos y escuchándolos, porque además tienen más exposición mediática que nunca antes y no han cambiado durante todo el período de sus vidas. Ven Educación Premilitar en el colegio y usan unos libros de historia que son panegíricos del único presidente que han visto en el poder. 

Los chicos de ocho han participado en marchas y protestas como ningun otro niño antes, vestidos de rojo o de negro, con las manos pintadas de blanco o con “10 millones por el pecho” pintado en el pecho e impreso en sus conciencias. Los niños de ocho se emocionan cuando van al mercado -sea Excelsior o Plaza o Luvebrás o Mercal o Mercado de Coche o mercadito popular- y encuentran huevo, azucar, leche descremada o caraotas. Los de ocho hoy, que nacieron en el ’99, hablan de la Cuarta o la Quinta República y del Socialismo del Siglo XXI, pero muy probablemente no conocen ni un sólo partido político porque eso es algo que está prácticamente abolido en este aquí y ahora. Los niños de ahora cuando ven blanco o verde en la calle piensan cualquier cosa, pero cuando ven rojo piensan en chavismo.

10millones.gif

Los de ocho ahora se insultan diciéndose “chavista” o “escuálido” como si se mentaran la madre, los ricos desdeñan a los pobres y los pobres a los ricos por igual. Los niños a los ocho años hoy en día repiten como loros que en este país tiene que haber “patria, socialismo o muerte” o se refieren al presidente como “maldito Chávez.”

Los niños de ocho años se mueren de cólera, dengue o simplemente de hambre como nunca antes en la historia de este país. Muchos niños de ocho años hoy en día ya piensan en robar o, de hecho, ya lo hacen.

Yo, de hecho, pienso que a los niños de ocho años le han robado la infancia.  

Anuncios

21 Responses to “Cuando tenía ocho años”


  1. 1 El Priiiimo 11 septiembre, 2007 en 1:56 pm

    verga chicos, de llorar…
    se me aguó el guarapo…
    y pregunto yo, ¿es este el país que queremos para cuando nuestros niños tengan ocho años?

  2. 2 Felixmen 11 septiembre, 2007 en 2:28 pm

    A mis 30 años, no había leído un texto que me transportara de tal manera al pasado. Este post lo hizo de froma fotográfica.
    Aqui se puede ver como, en cuestión de unos pocos años, la sociedad, los valores, la moral y los principios sufrieron una deformación alarmante. Ojalá los niños de 8 años de hoy, pudieran vivir lo que vivimos los niños de 8 de hace 20 ó 22 años…

  3. 3 MoniQueen 11 septiembre, 2007 en 5:48 pm

    Felixmen y no sólo ojalá nuestros niós de ocho años de hoy, sino los hijos de ocho años de nuestros niños de ocho años!

  4. 4 Mariale divagando 11 septiembre, 2007 en 5:50 pm

    Que buen post!

    Muchas de esas cosas que viviste a tus 8 años yo las viví teniendo un poco menos (por lo que veo tengo un par de años menos que tú), no les di mucha importancia entonces, pero ahora lamento que los niños ya no puedan vivirlas.

  5. 5 Jose Antonio 11 septiembre, 2007 en 6:11 pm

    ¡Que bueno Pana!, me dio nostalgia jajajjaa.

  6. 6 gj 11 septiembre, 2007 en 8:33 pm

    Lo que me molesta de leer este artículo en especial es sentir la impotencia de que en verdad la sociedad se haya degenerado tanto para que la gente se insulte por un color que lleve puesto o por un estatus social, antes quizás si existía una discriminación en esos aspectos pero no lo notabamos, porque las personas eran MADURAS en su pensamiento, no pensaba que su hijo(a) tenga que seguir sus ideales, sino generarse sus propias ideas y sus creencias a partir de la educación impartida. Por eso es que hoy por hoy podemos escribir lo que pensamos con un alto grado de madurez y sabiduría y darnos cuenta de que post como estos abren los ojos aunque no querramos…

  7. 7 Ceci Karoshi 12 septiembre, 2007 en 4:40 am

    Yo, espectadora de la vida de mis dos hermanas menores, ya me había dado cuenta de muchas de las cosas mencionadas en este artículo. Así, junto, causa dolor de estómago y más…
    Como siempre, tremendo post!
    Éste se ha convertido en uno de mis blogs favoritos.

  8. 8 Felixmen 12 septiembre, 2007 en 10:07 am

    De lejos este es mi blog favorito y conste que he visitado otros por recomendación de los personajes que escriben éste. Por cierto, muy orgulloso de que uno de ellos sea mi hermano.
    Algunas personas en mi oficina estan igual de enfiebrados, aunque son pocos. Cuesta trabajo creer como es de difícil convencer a las personas de que lean cosas como las que aquí se publican, a ver si iniciamos un cambio por algún lado… Seguro que si se tratara de algo de J-Lo o de David Beckham lo leerían de inmediato. CeP.

  9. 9 OtrEbOr 12 septiembre, 2007 en 11:09 am

    Que les puedo decir… otro articulo excelente! De verdad… lo que da es arrechera, ver como que se ha degradado nuestra sociedad. ;-)

  10. 10 Pañal de aguamala 12 septiembre, 2007 en 11:36 am

    Felixmen, no de J-Lo ni de Beckham, pero si en este blog salieran fotos de Adriana Lima o de Scarlett Johannson sería mejor!!!! je je jeej… muy bueno este post, a ver quien se acuerda del viejito del canal 5 que hacía figuras con láminas de anime y una sierra!!!!

  11. 11 Oso Frontino 12 septiembre, 2007 en 12:59 pm

    Yo recuerdo que cuando estaba en Basica, le poniamos a los trabajos en el membrete “República de Venezuela”, luego “Ministerio de Educación” y despues el nombre de la Escuela. Las cosas eran tan sencillas en aquel tiempo, te evaluaban del 1 al 20. Ahora segun he leido, hay evaluación doble, aunque los pasen a todos igual.

    Recuerdo como nos daba culillo reparar en el liceo y mas aún repetir año (solo bastaba raspar 2 materias para eso). Los carajitos de hoy, no tienen nada que temer por eso, ahora a todos los pasan de año.

    Recuerdo que Caracas era mas vivible que ahora, aunque habian colas, no recuerdo haber pasado 3 horas metido en una. Recuerdo haber jugado con mis primos en la Plaza Caracas y en la Plaza del metro de la Hoyada cercana al Nuevo Circo en el Centro, hoy tomadas por la maldita buhoneria y el Hampa. Recuerdo los paseos por Sabana Grande, antes que la buhoneria lo destruyera (aunque ahora lo “recuperaron” no es lo mismo) para ir a ver peliculas en el Cine Broadway y comer despues en Burger King.

    Recuerdo haber jugado Nintendo con mis amiguitos del Marques, aun siendo yo del Oeste, sin que hubiera peo alguno. Tampoco recuerdo discusión politica al estilo de ahora entre mis padres, los vecinos u otros adultos, mas alla de quejarse de lo “corruptos” que eran. No obstante ya yo conocia al chavismo, era un carajito cuando lo del golpe de Noviembre de 92 y vi como los aviones pasaban por encima del bloque donde vivia, tambien oi los disparos y recuerdo a una maestra que tuve en 5° Grado por alla en el 95 que ya era chavista con tendencias fascistoides (le daba el culo a los militares golpistas). Aunque eso si, nunca nos adoctrino como ahora, eso estaba prohibido.

    Tambien recuerdo que podiamos jugar al beisbol con la pelotica de goma en la calle del frente de la casa o de la escuela, sin que hubiera peo, pues todavia quedaba algo de seguridad. Los carajitos de hoy no conocieron ese placer, hoy solo pueden jugar encerrados en la casa.

    Recuerdo que muchos amigos mios agarraban la camionetica para irse a su casa aun teniendo 10 años, sin que les pasara nada. Hoy eso es algo imposible, por la inseguridad.

    En cierta forma eramos unos carajitos mas pilas que los de ahora, por esas experiencias.

  12. 12 Pantaleta Guerrera 13 septiembre, 2007 en 9:28 am

    Este post y Oso Frontino me llegaron al alma!!.. que tristeza de saber que nuestros hijos no disfrutaran de esa inocencia y seguridad que vivimos y de lo felices que fuimos con las cosas más simple sin distinción económica, politica, de clases ni nada que se le parezca.. porque sencillamente eramos niños con mucha ingenuidad… Fuimos felices y no lo sabiamos!!

    Toy triste Coño!! =S

  13. 13 Kristin 13 septiembre, 2007 en 11:39 am

    Se me pararon los vellitos de todo el cuerpo… qué buen post. Luego leer los comentarios es terminar nostálgico, tristón y medio molesta a la vez. Yo también recuerdo el blanco y el verde, al Tigre y a al Gocho. Recuerdo pasar toda la tarde jugando en la calle, con la bicicleta, una pelota, recuerdo incluso lanzarme sobre un cartón por el cerro del final de la cuadra. Ningún papá estaba con nosotros viéndonos, no había a la entrada de la calle una guardianía, sólo cuando comenzaba a caer la nochecita comenzaban a sonar los llamados: Andrés entra a bañarte! Silvia vamos a cenar!
    Ahora yo estoy esperando en dos o tres semanas el nacimiento de mi primer hijo, y pensamientos que antes no me preocupaban tanto, ahora cobran un nuevo significado. Cómo crecerá mi hijo? Cómo serán sus 8 años? Ojalá pudiese jugar en la calle y sólo preocuparse por sacar buenas notas.
    Buen post, de verdad, sólo deseo, pido, ruego, sueño con tener otra vez el país que recuerdo.

  14. 14 Daniel 13 septiembre, 2007 en 3:58 pm

    Excelente post! también me llevo en sueño a mi infancia aunque si soy un pelo menor (25) pero igual viví muchas de las cosas se se mencionaron.
    Conclusión…..
    “ERAMOS FELICES Y NO LO SABIAMOS”
    y lo más triste y preocupante del asunto, es que CADA AÑO que pasa puedes decir lo mismo del anterior!

    definitivamente…. CeP

  15. 15 Jeanfreddy 15 septiembre, 2007 en 3:01 am

    Arrechísimo, no hay otras palabras. Te envidio la galantería con que has escrito esta vaina. Quedó emocional, inteligente y redondo. Como un Yaris Belta del blogueo criollo.

  16. 16 Esta vaina se jodió 29 mayo, 2008 en 3:08 pm

    La “generación boba”, de la que hablaba Edmundo Chirinos años atras, palidece en su “bobismo” ante la generacion actual. Señores, que futuro nos espera? Escucha por 5 minutos hablar a un chamo cualquiera de 10-12 años, y verás que vamos en picada y sin piloto.

  17. 17 HAGEN 31 octubre, 2008 en 8:11 pm

    No lloré, porque mi esposa me contuvo…

    Me sentí viejo, pero inmensamente felíz…

    Ahora, ya recuperado, solo me resta lamentar que mi hijo o hija no pueda disfrutar de esas cosas, pues estará en el exterior. Cuánto quisiera verlo hacer tantas cosas como hice y disfruté yo. No menosprecio a ninguna nacionalidad (no podría, pues por mis venas corren varias), pero dificulto que exista una generación mas felíz que la nuestra en esta, ahora, CAGÁ E PAIS…

    Nuevamente, cómo lamento no haberlos conocido antes!. Y es bastante decir, pues nunca me había habituado a ningun blog…

  18. 18 Isla 17 diciembre, 2008 en 11:52 pm

    (va sin acentos) Ok, muy elocuente el cuento pero un poco sesgado. Yo en esa epoca tenia un poco mas de edad, y me consta que algunas cosas aqui descritas son ciertas pero otras no. La esfera azul era un excelente programa asi como todos los del canal 5. Eso me conmovio. Lo que no se dice aqui es ?que paso con el canal 5? un canal tan bueno. Los adecos y copeyanos lo quebraron para que Caldera se lo pudiera regalar a la iglesia (Opus Dei). Asi pasamos de tener un canal laico con documentales imparciales a un canal donde cada vez que pueden colear documentales sobre santos, monjas, dogmas y oscurantismo medieval lo hacen; lo demas es solo relleno y formalidad, como para que no digan.

    Ahora otro punto: las cadenas. Nadie puede saber la arrechera que sentia yo al prender el tv todos los dias a las 6:30pm instalado para ver Mazinger Z (en venevision) y de repente aparecia el malparido de Luis Herrera en una rueda de prensa (cadena) que duraba al menos dos horas. Resultado: me quedaba sin ver mi programa. Cuando no habia rueda de prensa, entonces habia un apagon. Pero nadie podia reclamar nada porque lo metian preso. Ah, pero aquello si era democracia!

    No me voy a extender en los defectos socio-politicos de la epoca porque entonces tendria que escribir varios libros. Pero lo que si les voy a decir companeros de generacion es lo siguiente. Metanse esto en la cabeza: en los 40 anos que duro el puntofijismo los primeros veintipico fueron de estabilidad economica (no digo social porque habia guerrilla en Venezuela). Sin embargo, esa relativa estabilidad no sucedio gracias a los adecos y copeyanos de turno, sino a la bonanza que habia dejado en el pais Marcos Perez Jimenez. Cuando terminaron de saquear esa bonanza (se echaron 20 anos) entonces comenzo la crisis (Lease Viernes Negro).

    Yo se que muchos de uds. me tildaran automaticamente de chavista (no me importa) pero cada vez que pienso en el regreso de algunas de estas personas al poder se me crispa todo. Soy de la clase media y hasta el momento nadie se ha metido con mis propiedades ni con mis carros. Sin embargo en los anos noventa tuve amigos que se suicidaron o terminaron de indigentes porque algun banquero criminal le iba a quitar su apartamento con un credito indexado. Era eso democracia? Cuando estudiaba en una universidad publica, me la pasaba asustado porque Caldera las queria privatizar (Y el candidato Salas Romer confirmo que lo haria si ganaba), y yo no tenia recursos para pagar una privada ( que son malas y caras). Les digo que con una democracia asi no se necesitan dictaduras.

    Si por ellos fuera mis hijos no tendrian universidades publicas, autonomas, LAICAS y gratuitas donde estudiar.

    Asi que no podemos ver las cosas desde puntos de vista tan decontextualizados, para algo se nos dio una materia gris.

  19. 19 el_kapi 10 mayo, 2009 en 6:11 pm

    Ke buenos tiempos akellos, por cierto no tienes videos del futbol espanol narrado por Paco Varela y Reyes Alamo? Eran los mejores, y los comerciales excelentes, Enchapeg, Ferreteria Hnos. Fridegotto, Caramelos Robitusin, Mamusa, y otrs tantos. Cuando el canal 8 era un canal de verdad. Otras series imperdibles por el mismo canal El Zorro,(más actual pero igualmente buena, no la de RCTV, esa si era la mejor) y Sledge Hammer. Cuantos recuerdos.

  20. 20 Luis Ororpeza 17 diciembre, 2011 en 10:59 am

    Quien de ustedes recureda la frase acuñada por Pedro ZARRAGA: “Un Equipo Magníficamente Bien Estructurao”, no la pelaba.

  21. 21 Ida Musco 7 febrero, 2016 en 3:27 pm

    Que buen post!
    Hay cosas que había olvidado: como reportera del crimen y me dio risa la versión infantil del himno , gracias por refrescar mi memoria
    Ahora ni por asomo veo vtv pero antes era con programación que no tenia nada que envidiar a las televisoras privadas era realmente para toda la familia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




cagarruticas en 140 caracteres

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a esta cagá e' blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 44 seguidores

Gente que se embarró los zapatos:

  • 543,121 personas

Contacto!

Tus comentarios son bienvenidos en cualquier post de este blog. Puedes escribirnos, enviar fotos, artículos, experiencias a cagaepais@gmail.com o cagaepais2@gmail.com ¿Quién quita que tu seas el próximo irresponsable en entrar en esta cagá e blog?

¡Mosca! ¡No sea pirata!

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Blogalaxia
ecoestadistica.com document.write('');

A %d blogueros les gusta esto: