La asamblea que no legisla

an_0

Supongamos que soy un trabajador del sector construcción y que me gusta mucho el béisbol. Mi equipo realizó una excelente campaña regular y clasificó para el Round Robin que arranca en enero. Como soy muy fanático decido que no voy a trabajar durante el tiempo que dure la fase semifinal del torneo y, si mi equipo pasa a la final, prolongo la pausa hasta terminado el campeonato. Aún más, estoy dispuesto a prolongar el hiato hasta concluida la primera semana de febrero, en caso de que mi equipo se corone campeón y tenga que disputar la Serie del Caribe. ¿Fantástico, no? Afortunados algunos que podemos darnos el lujo de dejar de trabajar un mes o más para apoyar una pasión deportiva. Seguramente seré motivo de envidia para más de uno: mientras trabajan y se parten el lomo yo tomo cerveza en el estadio o frente a la pantalla de televisión en mi casa.

Supongamos que el escenario es otro. Soy un empleado del sector público, digamos un ministerio, y está por comenzar el Mundial de Fútbol. Desde niño ese deporte ha sido mi pasión así que anuncio en mi oficina que durante el próximo mes voy a estar en mi casa siguiendo las acciones de la Copa del Mundo y que estoy disponible vía teléfonica para cualquier emergencia. Acá la envidia de terceros ya puede convertirse en suspicacia y rencor: ¿Este tipo se está tomando un mes de licencia para ver el Mundial y le siguen pagando un sueldo? ¿Con qué derecho este grandísimo cabrón hace esto si su salario sale de las exportaciones de ese petróleo que es de todos los venezolanos o, peor aún, de  los impuestos que pagamos todos los que vivimos en esta tierra abandonada de dios?

No lo puedo escribir con mayor sutileza, sin embargo estoy seguro de que casi todos los que leen esto saben ya a qué me refiero: solo en un esperpento de país como este los parlamentarios  pueden decidir -de manera unánime, para colmo de males- suspender sesiones ordinarias  con la intención de embarcarse en una campaña electoral.

“Todos somos actores políticos con responsabilidades en cada uno de los estados”, dijo José Albornoz. Si así fuere, señor Albornoz, su función política se reduce a aquellas que le confiere su condición de “legislador”, porque para eso fue “electo”: para legislar, no para hacer propaganda, sea ésta a favor o en contra, me importa un pito.

¿O acaso, en este socialismo del Siglo XXI, puede uno aspirar a recibir un sueldo en el sector público ejerciendo funciones distintas a las que le fueron asignadas? La verdad es que no sé ni siquiera porqué lo pregunto, si en este terraplén -que se jacta diciendo que  es un país- la petrolera es mayorista de alimentos, el que en alguna ocasión fue ministro de Ambiente está capacitado para ocupar el despacho de Finanzas o el de Infraestructura, y el alcalde del municipio Libertador es también jefe de campaña del partido del supremo; si acá el gobierno hace manejos absolutamente cuestionables del dinero de la nación, sacando plata de un bolsillo para guardarlo en el otro,  desembolsando los cobres que no le pertenecen para financiar 10 años de eterna campaña -y los que estén por venir-, sacando de la billetera los millones destinados a comprar conciencias y voluntades.

Me van a disculpar, pero en un país de verdad esas vainas no pasan. O por lo menos no todos los días y con tanto descaro, con tanta alevosía e impunidad. ¡Qué barranco en el que nos encontramos en este momento! ¡Qué bajo vamos y seguimos cayendo! Definitivamente la revolución bolivariana va pa’lante: va en caída libre, y en esa caída la “gravedad” ejerce su fuerza indefectiblemente. Mamarro e’ coñazo el que nos vamos a dar todos.

3 Responses to “La asamblea que no legisla”


  1. 1 móder 16 enero, 2009 a las 7:23 pm

    la verdad es q no trabajar para apoyar a chávez en una campaña es algo q se hace en cualquier momento de cualquier año por cualquier funcionario de cualquier entidad en cualquier rango… solo q nunca lo habían publicitado como tal, pero tenemos 10 años de campaña política continua financiada por dinero del estado (NO el gobierno)…

    sinceramente, alguien está sorprendido?

  2. 2 La Sis 17 enero, 2009 a las 11:41 pm

    Muy buena reflexión, con una lógica muy, muy racional. Recuerdo mis clases de Derecho Constitucional… “Art. X… de los Deberes del Poder Legislativo” en ninguno de los numerales aparecía: “Suspender sesiones para promover la campaña”. Qué cagada de verdad… Y yo insisto, esto es un juego democrático? Estamos jugando bajo las mismas condiciones?

  3. 3 Luis Varela Luzardo 23 febrero, 2009 a las 10:23 pm

    ¡YA BASTA! ¡POR FAVOR YA BASTA!

    Para todos nosotros los venezolanos, la creencia general fue que: Rómulo, Leoni, Caldera, Pérez, Lusinchi, Herrera, no sirvieron y que el que está ahora tampoco sirve para nada; pero estoy empezando a sospechar que el problema no está en lo corruptos o ineptos que fueran aquellos o en lo inepto, ególatra o hablador del que tenemos. El problema está en nosotros, nosotros como pueblo, nosotros como materia prima de un país, porque pertenezco a un país donde la viveza es la moneda que siempre es valorada, tanto o más que un dólar, una país donde hacerse rico de la noche a la mañana, es una virtud más apreciada que formar una familia a largo plazo basado en valores y respeto a los demás.

    Pertenezco a un país donde los periódicos jamás se podrán vender como se venden en otros países, es decir, poniéndolos en máquinas, donde uno paga por un solo ejemplar y saca uno solo, dejando los demás en sus lugar. Pertenezco a un país donde las empresas privadas y los ministerios son papeleras particulares donde sus empleados deshonestos, se llevan para su casa como si tal cosa: hojas de papel, lápices, bolígrafos, carpetas marcadores y todo lo que les haga falta, sea para la tarea y para la escuela de sus hijos. Un país donde los hospitales son proveeduría individual de médicos, enfermeros, empleados y obreros, donde se abastecen desde costosos equipos hasta los útiles de limpieza, pasando por medicamentos y otros enceres

    Pertenezco a un país donde la gente se siente triunfador si consigue robar la señal de cable de su vecino. Un País donde la gente inventa a la hora de llenar la declaración del SENIAT, para no pagar o pagar menos impuestos. Un país donde la impunidad es un hábito. Donde los ejecutivos de las empresas no generan ningún capital humano. Donde no hay interés por la protección del Ambiente. En donde las personas tiran la basura a las calles y luego le reclaman al gobierno porque no le dan mantenimiento a los drenajes. Un País donde no existe la cultura por la lectura. Donde no hay interés por la economía, donde solo se piensa en loterías, caballos, bingos, casinos y aguardiente.

    Pertenezco a un país donde nuestros diputados trabajan pocos días al año, y cobran todos los demás como si fueran altos ejecutivos. Un País donde, las licencias de conducir, los certificados médicos, pasaportes, solvencia y hasta la ciudadanía venezolana, se pueden comprar sin cumplir con los requisitos que establece la Ley. Un país donde los semáforos fueron colocados para los automovilistas pero no para los peatones. Donde los automovilistas nos respetan los rayados de prohibido estacionar. Donde los peatones caminan por las calles y los vehículos son estacionados en las aceras

    Pertenezco a un país donde su población esta lleno de faltas pero que disfruta criticando a sus gobernantes y a los políticos. Mientras más le digo corrupto e incapaz a los presidentes anteriores y al que tenemos, mejor soy yo como persona, a pesar que ayer compre discos y ropa pirata. Mientras más les digo falsos, populistas y mentirosos, mejor soy yo como venezolano a pesar que esta mañana he engañado a varios clientes y a pesar que no les pago el trabajo extra a mis empleados. No los tengo inscritos en el SSO y me apropio de sus aportes, a algunos no les pago el salario mínimo y no les pago el bono por alimentación.

    ¡Ya Basta! ¡Por favor ya basta! Como materia prima de un país tenemos muchas cosas buenas, pero nos falta mucho por ser los hombres y mujeres que nuestro país necesita, porque es su defecto, esa sagacidad congénita, esa deshonestidad, esa falta de calidad humana, más que los presidentes pasados y el actual es lo que tienen jodida a Venezuela; y quienes fueron, el que está y el que venga, no lo podrá hacer mejor mientra sigan trabajando con esa materia prima defectuosa.

    No tengo ninguna garantía de que alguien lo pueda hacer mejor, porque en lugar de tomar nuestro destinos en nuestras manos, imbécilmente estamos esperando que alguien nos señale el camino. Tenemos primero que erradicar los vacíos que tenemos como pueblo, y después empezar a cambiar nosotros. Aquí hace falta otra cosa, algo más inteligente que cacerolazos, marchas, güarimbas o paros, y mientras esa otra cosa no empiece a surgir desde abajo hacia arriba, de arriba hacia abajo o como sea, seguiremos igualmente condenados, igualmente estancados.

    Y no importa para donde te vayas, bien sea para Europa, Canadá, Estados Unidos. Donde quiera que vayas, siempre llevarás a Venezuela dentro de ti. Si no cambias tu forma de pesar, estés donde estés, seguirás igualmente jodido. Somos un pueblo de malas copias y no creamos nada original. Fíjense como somos los venezolanos, vendemos petróleo crudo y compramos gasolina cara para venderla mas barata que el precio de compra. Pero viva la soberanía. Pobres y jodidos pero muy soberanos.

    Después de esta reflexión, estoy pensando muy seriamente en buscar al responsable, no para castigarlo sino para exigirle, sí, exigirle que mejore su comportamiento. He decidido buscar al responsable de que mi país este así en estas condiciones y estoy seguro que esta tarde cuando me vea en el espejo, allí estará, no necesitare mucho esfuerzo para conseguirlo.¡¡¡Allí estará al otro lado, y le voy a exigir, le voy a suplicar de ser necesario, que me ayude a construir una Venezuela mejor!!!
    .


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




cagarruticas en 140 caracteres

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a esta cagá e' blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 44 seguidores

Gente que se embarró los zapatos:

  • 541,370 personas

Contacto!

Tus comentarios son bienvenidos en cualquier post de este blog. Puedes escribirnos, enviar fotos, artículos, experiencias a cagaepais@gmail.com o cagaepais2@gmail.com ¿Quién quita que tu seas el próximo irresponsable en entrar en esta cagá e blog?

¡Mosca! ¡No sea pirata!

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Blogalaxia
ecoestadistica.com document.write('');

A %d blogueros les gusta esto: